Debes disculparme por el título de esta entrada. Simplemente quería llamar tu atención, porque de titularse  “Lazy Project Management” seguramente no hubieras  llegado hasta aquí.

Quiero presentarte una técnica de clasificación de los integrantes de una organización, equipo, o grupo, por su grado de diligencia y por su inteligencia. Permiteme que nombre ambas coordenadas por los términos correspondientes en inglés: diligent/lazy (grado de diligencia, actitud) y smart/no-smart (inteligencia). Debo hacerlo así por respeto a la fuente que inspira estas líneas, el libro de Peter Taylor The Lazy Project manager. El autor habla del concepto lazy (traducción literal: perezoso) como una manera de gobierno no-intrusivo, relajado, de dejar hacer. El libro, a través de un rico anecdotario, presenta de una manera divertida y desenfrenada una visión distinta de cómo gobernar los proyectos informáticos. Apunta y desarrolla conceptos de todos conocidos como el principio del 80-20 de Pareto. Ya sabéis, aquella regla que nos dice que el primer 20% del esfuerzo total para resolver un problema, consigue el 80% de los resultados esperados; y para culminar el trabajo hasta el 100% se requiere un 80% del esfuerzo total. El lazy project manager invierte sólo ese 20% para llegar al 80% del resultado, y a partir de aquí a resolver otro problema. En el mundo de las TIC la perfección no existe, no vale la pena invertir otro 80% para conseguir la totalidad de los resultados. Años de experiencia avalan la aplicación de este principio en las TIC. Años de experiencia nos dicen que difícilmente se llega al resultado total.

Retomo al hilo conductor…

Mariscal de Campo Helmuth Karl Bernhard Graf von MoltkeMe llamó la atención un capítulo del libro que habla del Mariscal de Campo Helmuth Karl Bernhard Graf von Moltke (26.OCT.1800 – 24.ABR.1891), a los 57 años fue nombrado alto mando del ejército prusiano, responsabilidad en la que se mantuvo 30 años. Moltke tenía una visión particular para clasificar a sus oficiales. Esta visión, que puede servir para clasificar directivos y mandos intermedios, se basaba en las dos coordenadas enunciadas: diligencia e inteligencia. Teniendo en cuenta los dos extremos de cada coordenada (diligent o lazy, para la diligencia; smart o NO-smart para la inteligencia) obtenemos 4 tipos distintos, a saber:

  • Tipo LAZY y NO-SMART: Son personas mentalmente embotadas y actitud relajada. Se les debe dar tareas simples y repetitivas, que no representen un desafío profesional. Hay que dejarles trabajar, algún día tendrán una buena idea y la aprovecharemos.
  • Tipo DILIGENT y SMART: Mentalmente brillantes y actitud diligente, enérgicos. Acostumbran a obsesionarse por el micro-management, y por consiguiente no alcanzan a ser líderes. Con el tiempo escalan en la cadena de mando, pero difícilmente llegan a formar parte del comité de dirección. Los encargos que reciben los desarrollan con entrega y dedicación, a veces perdiéndose en el detalle.
  • Tipo DILIGENT y NO-SMART: Éste es el TONTO DILIGENTE, ¡ya lo tenemos! Mentalmente embotado y actitud diligente, enérgico. Estos son muy peligrosos, dañinos. Acostumbran a requerir supervisión constante, consumen mucha energía en rumbos equivocados, trabajos innecesarios . Se pierden por el camino. El problema viene cuando dirigen equipos. Son capaces de consumir los recursos, dejándolos exhaustos, sin conseguir ningún resultado, ya sea por distracción o por pérdida del rumbo. Es mejor desprenderse de ellos, no tienen recorrido en la organización. ¡OJO!, en política esto no aplica, podemos encontrar alguno con carrera política brillante.
  • Tipo LAZY y SMART: Mentalmente brillantes y actitud relajada. Conseguirán todo lo que se les encomiende por el camino más corto y con el mínimo de esfuerzo y recursos. Consiguen los ratios de esfuerzo-resultado mejores. Estos son los que hacen carrera y alcanzan fácilmente las escalas superiores de dirección. Rodéate de ellos.

Aunque pueda parecer una clasificación dura, quizás despiadada, es real. Seguro que eres capaz de clasificar a los miembros de tu organización dentro de estos 4 grupos. Si tienes capacidad de decisión busca a los LAZY/SMART, y traspasa los DILIGENT/NO-SMART a otro equipo.

Y lo más importante, grábatelo en el cerebro, procura que no te traspasen a ti un TONTO DILIGENTE, puede desmontarte el equipo en poco tiempo.
. – Xavier Roca Vilalta

»

  1. […] a mi. En otra entrada de este blog se hace referencia a un tipo de gestor DILIGENT y NO SMART (el tonto diligente) que podría identificarse directamente con la clase de directivos que se describen en el […]

  2. vilamatica dice:

    […] El tonto diligente […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s